Métodos para controlar las emociones en una dieta para adelgazar

Métodos para controlar las emociones en una dieta para adelgazar

Son muchos los que se plantean el objetivo de bajar de peso, pero terminan obsesionándose por no conseguirlo de forma inmediata. Siempre hemos comentado que los buenos resultados no se obtienen de la noche a la mañana, y menos si se mantiene el estrés en la rutina del día a día.
El control de las emociones juega un papel muy fundamental en una dieta; si no logras aumentar tu buen humor, por ejemplo, estarás sometido a constantes altos y bajos en estrés y ansiedad que, indudablemente, no te harán llegar a tu objetivo.

¿Cómo vencer el estrés en una dieta para bajar de peso?

¡Cultivando emociones más positivas! Si te propones sonreír más a menudo, llenar tu mente de pensamientos positivos, estar gran parte del día de buen humor, llevaras el proceso de forma más ligera y beneficiosa. La sonrisa no tiene que ser solo apariencia, puedes aprender a tenerla en tu rostro todos los días, mientras llevas tu dieta controlada.  
Prueba con seguir las siguientes actitudes:

• Celebra los logros por más pequeños que parezcan
¡No hay logro insignificante! Todos tus alcances deben ser premiados, es un estímulo para tu cerebro para que siga esforzándose más en pro de conseguir los resultados deseados. Además, te será más fácil ver tus avances, si te propones celebrar cada acierto.

• Permítete cometer errores
No eres perfecto ni tienes que serlo. Más tiempo pierdes tratando de evadir que has cometido un error, en lugar de reconocerlo, rectificar y continuar.  En el proceso de una dieta es imposible no caer en desaciertos, no sos ni serás el único. La frustración es una de esas emociones que más te frena a avanzar.  

• Aprende de tus errores
Tal como te lo mencionamos anteriormente, es más fácil si aceptas una equivocación y aprendes de ella. Por más difícil que te suene, todo error trae una lección detrás. ¡Sácale el máximo provecho posible! Todo lo que te ayude a fortalecer tu motivación, siempre debe ser bien recibido, aunque al principio sea un poco amago.

• Ríe más a menudo
En post anteriores hablamos sobre el cortisol –hormona encargada de controlar los niveles de estrés- cuando sonríes más a menudo, los niveles de estrés bajan rápidamente y te será más fácil llevar tu dieta y checar resultados favorables en menor tiempo. Además, tu cuerpo quedará más relajado y podrás enfocarte a nuevas rutinas.

• Más pensamientos positivos
Problemas tienen todos, la clave está en no enfrascarse en ellos y buscar las soluciones más efectivas, tu salud mental te lo agradecerá.

La motivación es una parte fundamental de todo plan para adelgazar. Por ésto las emociones siempre deben ser positivas para que logres bajar de peso.

Evaluá tu peso, es gratis