Dietas rápidas: cómo establecer metas realistas

Dietas rápidas: cómo establecer metas realistas

Por muy rápido que quieras perder peso, debes siempre establecer metas realistas que te permitan mantener la energía y la motivación. Las dietas rápidas son planes basados en consejos puntuales para lograr perder kilogramos en breve tiempo; sí, son reales y sí son posibles. Pero, siempre y cuando tengas objetivos claros y no trates de engañar a tu cuerpo ni a tu cerebro.  

Mientras más realistas sean tus metas, más rápidas podrás alcanzarlas.


Cómo establecer metas realistas en las dietas rápidas

Uno de los pasos más importantes es ser conscientes de que las metas deben ser posibles y alcanzables en corto, mediano y largo plazo. Es decir, establecerla según períodos de tiempo. Por ejemplo, “perder 5 kg en el primer mes”, “perder 15 kg en el primer trimestre”. Mientras más realistas sean, mejores será los resultados.

Mirá cómo plantear metas realistas en las dietas rápidas:

• Márcate metas cuantitativas

Primeramente, comienza con marcarte metas cuantitativas, tal como el ejemplo que te mencionamos anteriormente. Es decir, “perder 5kg en un mes”, “hacer ejercicios 4 veces por semana”; la idea es que puedas medir las metas que te has planteado, y que las mismas no sean fuera de lo alcanzable.

Esto, más allá de ser un reto para vos, el alcanzarlo te dará un extra de motivación.

• Da ventaja a las prioridades

Comienza centrando tu atención en las prioridades, no podrás conseguirlo todo a la vez, debes marcarte metas que se relacionen entre sí. Es decir, para este mes plantéate aumentar la intensidad de los ejercicios físicos al mismo tiempo que integras otros hábitos saludables a tu día a día.

Las dietas rápidas son pasos puntuales y muy veloces, pero no por eso debes abordar más de una meta a la vez, desde ya debes saber que no te será posible, solo lograrás un agotamiento físico, mental y emocional. ¡Ve despacio!

• Define fechas de inicio y fechas de finalización

Las metas personales deben tener fechas de inicio y de finalización, eso lleva a aumentar aún más tu entusiasmo y motivación, pues lo ves como un desafío más en tu rutina. Trata siempre de marcar períodos realistas; nada que sea veloz, aunque el plan dietético así lo sea.

Será más fácil alcanzar una meta si sabes que tiene una fecha de expiración.

• Ajusta la meta cuando sea necesario

Si pese a tantos esfuerzos, ves que no podrás cumplir a tiempo tu meta ¡No pasa nada, ajústala y comienza nuevamente!

Las dietas rápidas serán más alcanzables si te planteas metas realistas en corto, mediano y largo plazo.

Evaluá tu peso, es gratis