¿Cuáles son las dietas para adelgazar más clásicas?

¿Cuáles son las dietas para adelgazar más clásicas?

Los avances tecnológicos, el trabajo sedentario, la disminución del trabajo físico y el estrés influyen en los cambios que ha sufrido nuestra alimentación durante décadas. Sin embargo aún siguen vigentes dietas para adelgazar antiguas y que hoy cobran mayor valor gracias a la variedad de productos industrializados. El motivo por el que éstas dietas siguen vigente es que rescatan los alimentos naturales y el contacto con la naturaleza, recuperando actividades para eliminar el estrés diario.  

3 dietas para adelgazar arcaicas que aún se utilizan

Dieta paleolítica

Llamada también paleo, la que utilizaban las personas en la edad paleolítica de nuestra historia que eran cazadores-recolectores. Hace referencia a que en esa época no se contaban con los productos procesados y refinados, por lo cual propone que eliminemos éstos de nuestra alimentación diaria. Estos productos serían los que contienen sal, azúcar blanca, harinas refinadas y gaseosas.

Dieta higienista

Similar a la dieta paleo, pero pone énfasis en la combinación de alimentos que se emplea. Rescata el contacto con la naturaleza como forma de eliminar el estrés  además de sumar actividad física y propone cultivar los productos que consumimos.  No incluye el consumo de productos animales ni sustancias que los contengan como ropa, productos de limpieza, medicamentos.

Dieta Atkins

Una de las dietas para adelgazar más famosas y antiguas, data del año 1970, pero se continúa empleando en la actualidad. Es una dieta baja en hidratos, alta en proteínas y grasas,  desequilibrada y con las consecuencias que esto trae para tu salud. Puede acarrear deshidratación, formación de cuerpos cetónicos, desmayos y hasta coma. Como actividad física recomienda bicicleta, natación y caminata por 35 minutos.

Estas 3 dietas para adelgazar, si bien están aún vigentes pueden igualmente ser o no saludables.

En el caso de la dieta paleolítica puede considerarse una dieta saludable porque propone el consumo de alimentos sanos, naturales y mucha actividad física. La dieta higienista es apropiada pero no muy factible para todos, ya que nuestro estilo de vida ajetreado y la reducción a viviendas pequeñas no permiten la realización de huertas y limitan el contacto con la naturaleza. Y por último, la dieta atkins es una dieta proteica no recomendada para continuar a largo plazo por sus drásticas consecuencias.

Evaluá tu peso, es gratis