Cómo bajar de peso aún en los días más ocupados

Cómo bajar de peso aún en los días más ocupados

La salud es una prioridad que no debería anteponerse a ninguna circunstancia, aunque a veces parezca difícil lograrlo. Tanto la familia, el trabajo, los estudios, los hijos, los amigos, como las labores del hogar; todo parece juntarse para interrumpir las rutinas físicas.

Sin embargo, si buscas cómo bajar de peso, primero debes aprender a mantener organizado tu día a día y, seguir los consejos prácticos más efectivos para lograrlo.

Cómo bajar de peso en días ocupados: consejos de acondicionamiento físico

¡Con una buena planificación puedes lograr bajar de peso! Solo es cuestión de que tomes un día para sentarte a organizar tus tiempos, tus tareas y tus horarios. No se trata de que descuides ningún aspecto de tu vida, pero sí de que comiences a dar prioridad a la salud… sin ella, no tenes nada.  

Seguí los siguientes consejos prácticos en tu búsqueda de cómo bajar de peso:

• ¡Organizate!

Aun cuando parezca imposible hacerlo y no tengas tiempo ni para eso, levántate más temprano un día y planifica bien tu día a día. No es tan complicado como lo ves, toma tu agenda personal y organiza tu semana, por lo menos de lunes a viernes.

Si te es posible, practica tu entrenamiento físico en las mañanas, no más de 30 minutos estará bien para mantenerte activo y bajar de peso, además de aumentar la energía para el resto del día.

• Mantén tu bolsa de entrenamiento contigo

Si no cuentas con una buena planificación, no sabrás cuándo tendrás un espacio libre para dedicárselo a tu acondicionamiento físico. En tu camino a cómo bajar de peso, mantén en tu auto o en tu oficina, tu bolsa de entrenamiento ya preparado. Quizás, después de la hora de almuerzo, o entre reuniones, tengas un tiempo disponible para ejercitarte ¡Sé precavido!

• Haz un plan de entrenamientos flexibles

Todos tienen días ocupados, no eres el único. Pero, para que tengas más tiempo para tu acondicionamiento físico, diseña un plan de entrenamientos flexibles.

¿De qué trata? Bueno, organiza bien qué circuito harás cada día; por ejemplo, el lunes asistirás a una sesión de cardio, el martes trabajarás las piernas, el miércoles harás un entrenamiento de pilates, el jueves te enfocarás en tus glúteos y, el viernes en el abdomen.

La idea es que puedas ser flexible, si te saltas un día, no pasa nada. Corres el cronograma y luego tomas el ritmo, nuevamente.

• Toma batidos proteicos

Para esos días de mucho estrés y poco tiempo para ejercitarte, es cuando más deberías tomar un batido proteico que te dé las energías suficientes para continuar tu camino de cómo bajar de peso. Eso sí, procura que sea natural y saludable, si es preparado por vos, mucho mejor.

• Practica un entrenamiento con descansos

Es ideal para los días más ocupados. Además de ayudarte a quemar calorías, puedes hacerlos por intervalos, es decir, haces un ejercicio, haces una pausa y luego reanudas.

Y hasta en los días más ocupados, tu salud debe seguir siendo prioridad.

Evaluá tu peso, es gratis