Dieta Vegetariana

Dieta Vegetariana, ¿cómo funciona?

“Vegetariano” se interpreta tradicionalmente como la ausencia de ingesta de carne pero va mucho más allá de solo una dieta basada en frutas y verduras. Algunas personas eligen este tipo de alimentación por motivos éticos o ideológicos teniendo en cuenta sus creencias, tradiciones o religión. Otros simplemente lo eligen por motivos de salud.

Existen muchas variantes de dietas vegetarianas pero la mayoría incluyen cereales, hortalizas, frutas, legumbres, semillas y frutos secos. Además, algunos consumen huevos y lácteos. Otros son más estrictos como los veganos y no consumen nada que provenga de un animal.

Qué comer para adelgazar: opción vegetariana

A la hora de elegir qué comer para adelgazar es importante hacerlo conscientemente y no poner en riesgo nuestra salud. Las dietas vegetarianas mal planificadas pueden resultar insuficientes en el aporte de nutrientes e incluso pueden ser perjudiciales para la salud a largo plazo.

En este tipo de dietas existen nutrientes críticos: vitamina B12, hierro, calcio, omega 3, zinc y proteínas. Si no se realiza una buena planificación con asesoramiento de un profesional de la nutrición podría ocasionar serios problemas para la salud. Especialmente en los veganos que son más estrictos y requieren suplementos de vitamina B12. Sin embargo, si la alimentación está bien planificada no corremos riesgos de que nos falten nutrientes.

Ventajas

Siempre que la dieta sea equilibrada, puede ser favorable para adelgazar ya que es una dieta de baja densidad calórica, con bajo aporte de grasas saturadas y colesterol. Aporta alto contenido en fibras por lo que brinda mayor saciedad. Además es una alimentación rica en antioxidantes y fitoquímicos que colaboran en reducir inflamaciones y prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer.

DesVentajas

Si la dieta no está planificada puede existir bajo aporte de algunos nutrientes o que se absorban en baja cantidad.

Predominan proteínas de bajo valor biológico y de baja disponibilidad, es decir se absorben menos que las proteínas de origen animal.

Es una dieta restrictiva porque excluye grupos de alimentos como los provenientes de los animales.

No se recomienda específicamente para bajar de peso. Este tipo de alimentación tiene otros principios, generalmente se eligen por principios éticos como no dañar animales o por ideologías y creencias tanto culturales como religiosas.

En muchas ocasiones el desespero y el desconocimiento por no saber qué comer para adelgazar nos lleva a realizar este tipo de dietas sin consultar a un nutricionista poniendo en riesgo nuestra salud.

Evaluá tu peso, es gratis