Dieta Mediterránea

Dieta Mediterránea, ¿cómo funciona?

La dieta mediterránea nos garantiza una alimentación sana y equilibrada, sin embargo debemos tener cuidado con las cantidades ya que incluye alimentos muy calóricos como el aceite de oliva y los frutos secos. Dicha dieta tiene sus orígenes en países de la región mediterránea como España e Italia, y se caracteriza por utilizar recetas típicas de estos lugares, elaboradas con productos de temporada. Para esta dieta también se tienen en cuenta las formas de cocinar tradicionales y otros factores culturales.

¿Cómo bajar de peso con la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea consiste en un consumo alto de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres, aceite de oliva y frutos secos, además del consumo de vino con moderación. Se recomienda bajo consumo de carne roja, azúcares y grasas saturadas.

Para bajar de peso con la dieta mediterránea y lograr beneficios mucho más significativos es fundamental complementar este tipo de régimen con la práctica regular de algún ejercicio o actividad física.

Se ha demostrado científicamente que la dieta mediterránea enriquecida con frutos secos y aceite de oliva extra virgen reduce en un 30% el riesgo de infarto de miocardio, de ACV o de muerte por causa cardiovascular. Además favorece a bajar de peso, controlar la presión arterial y la hipercolesterolemia. También brinda beneficios contra enfermedades crónicas como la diabetes o el Alzheimer.

Ventajas

Fomenta el consumo en mayor proporción  de alimentos vegetales y grasas saludables.  Esto nos brinda gran cantidad de nutrientes esenciales para nuestro organismo.

Promueve el consumo de aceite de oliva frente a otros tipos de aceite y especialmente frente a la manteca.

Aporta alto contenido de carotenos, vitamina E y fibra.

DesVentajas

Realizar la dieta mediterránea de forma estricta puede hacer que los niveles de hierro y calcio se encuentren disminuidos por consumir menos productos cárnicos y lácteos. En caso de que eso ocurra podrían aparecer enfermedades como anemia y osteoporosis.

Al ser una dieta rica en grasas como el aceite de oliva y los frutos secos puede verse condicionado el bajar de peso.

La recomendación del consumo de vino podría favorecer el aumento de peso ya que las bebidas alcohólicas aportan gran cantidad de calorías.

No es una dieta estricta en la que se restringen alimentos, por el contrario es bastante equilibrada. Sin embargo, siempre se debe acudir a un profesional de salud, idóneo en el tema para realizar la mejor alimentación posible sin riesgos para la salud.

 

Evaluá tu peso, es gratis