Dieta Dash

Dieta Dash, ¿cómo funciona?

La dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) surgió  de un estudio realizado en universidades de Estados Unidos, que asoció el efecto de la dieta sobre la presión arterial. Inicialmente, esta dieta tenía como objetivo reducir la presión arterial de pacientes hipertensos, pero actualmente, se le realizó una variante a la misma, con una reducción calórica, que ayuda en la pérdida de peso.

Esta dieta, no solamente es baja en sodio (sal), sino también en grasas saturadas y colesterol, que contribuye a la aparición de enfermedades cardiovasculares. Por otro lado es,   rica en vitaminas y minerales por el mayor consumo de frutas y vegetales que propone.

Carnes grasas, alimentos industrializados, embutidos, azúcares simples, bebidas azucaradas y alcohol deben ser evitados. Es una dieta que fomenta el consumo de frutas y verduras, legumbres, granos integrales, carnes magras, lácteos y derivados con bajo contenido de grasa, y alimentos fuentes de grasa mono insaturada (buenas).

En la dieta DASH la grasa total debe representar el 27% de la alimentación, Los carbohidratos el 55% de las calorías de la alimentación y las proteínas  el 18%. Además, el consumo de fibras debe ser de 30 gramos/día.

A continuación te contamos en qué consiste la Dieta Dash y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿En qué consiste la Dieta Dash?

La dieta DASH reduce la hipertensión arterial (HTA) al disminuir la cantidad de sal en la alimentación, a 1500  miligramos por día. También incluye una variedad de alimentos ricos en nutrientes que ayudan a controlar la presión, como potasio, calcio y magnesio.

La dieta DASH promueve una dieta equilibrada y fomenta el consumo de más frutas y verduras, granos integrales, carnes magras, frutos secos y productos lácteos de bajo tenor graso en la alimentación diaria.

Además, recomienda reducir el consumo de  alimentos grasos, productos y  bebidas azucaradas, el sodio y las carnes rojas.

Para obtener resultados realmente efectivos también debe practicarse por lo menos 30 minutos de actividad física. El ejercicio  ayuda a perder peso y la pérdida de peso puede ayudar a reducir su presión arterial.

Ventajas

  • Es fácil de realizar y promueve el descenso de peso.

  • Disminuye la presión arterial.

  • Mejora los niveles de colesterol.

  • Proporciona una alimentación equilibrada, aportando todos los nutrientes.

DesVentajas

  • Su alto contenido en potasio y en su aporte de proteínas no las hace recomendables para pacientes con problemas renales.

  • Se debe realizar junto a un estilo de vida saludable como actividad física, mayor consumo de agua natural y eliminar aquellos hábitos incorrectos que dan origen al aumento de la presión arterial.  

  • El principal objetivo de la dieta no es bajar de peso, sino la reducción de la presión arterial. Por lo tanto, quienes inician esta dieta con el fin de adelgazar, deberán realizar una disminución de las calorías consumidas, para que así ocurra la pérdida de peso.

  • Debido al incentivo a la ingesta de fibras, algunas personas sienten dificultades para seguir esa dieta.

Evaluá tu peso, es gratis