Dieta de los Colores

Dieta de los Colores, ¿cómo funciona?

La dieta de los colores tiene como fin hacer más bonita, sabrosa y nutritiva la comida sin necesidad de pasar hambre, esto es posible debido a que no se trata de eliminar grupos o alimentos, sino de incorporar  una alimentación "sana y equilibrada" que ayude a acelerar el metabolismo.

Esta dieta no elimina el número de comidas ni propone ayunos, además, estimula el consumo diario de  frutas y verduras  de diferentes colores, lo cual  garantiza la ingesta de alimentos de bajas calorías y grandes cantidades de vitaminas y minerales, lo que reduce significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes,  entre otras .

Los alimentos se dividen en 6 colores, los cuales deben formar parte del menú diario:

  • Amarillos: contienen carotenoides, como: la papa, el melón, zanahoria, naranja y calabaza.

  • Azulados: tales como la uva, la ciruela, la frambuesa, la remolacha, la berenjena

  • Blancos: como  coliflor, batata, arroz, nabo, col, cebolla y  banana

  • Verdes: como el brócoli, kiwi,  limón, pepino, entre otros.  

  • Rojos: frutilla, tomate, sandía, manzana,  frambuesa, cereza y pimiento, entre otros.

  • Marrones: como avena, nueces, castañas, lentejas

Cuantos más colores tenga la dieta, mayor será la cantidad de nutrientes en la alimentación.

Ventajas

  • La dieta fomenta el consumo de frutas y  verduras, fuentes de fibra, minerales y vitaminas, los cuales nos brindan excelentes propiedades a nuestro organismo.

  • Al ser la base de la dieta el consumo de frutas y verduras y no saltear momentos de comidas o realizar largos periodos de ayuno, la persona no pasa hambre, aumenta su poder de saciedad y disminuyen los niveles de ansiedad entre comidas, evitando el picoteo.

DesVentajas

  • La dieta no prescribe la cantidad que se debe consumir de cada alimento, consumiendo más energía de lo recomendado y de esta manera podría promover el aumento de peso.

  • No hace referencia al consumo de los demás grupos de alimentos, lácteos, harinas, carnes, huevo, que son fundamentales para el funcionamiento de nuestro organismo. Esto puede llevar a la confusión de la persona y derivar en un déficit nutricional.

  • No existen pruebas realizadas que garanticen relación entre el consumo de vegetales y frutas de ciertos colores con la pérdida de peso.

Evaluá tu peso, es gratis