Dieta de la Clara de Huevo

Dieta de la Clara de Huevo, ¿cómo funciona?

La clara de huevo es conocida como una excelente alternativa para bajar de peso por ser un alimento fuente de proteínas que exige un mayor tiempo de digestión y con ello aumenta el poder de saciedad, evitando sentir hambre rápidamente. 

¿Resulta efectivo bajar de peso con este tipo de dietas?

Al realizar esta dieta, debemos tener en cuenta que, mientras que la yema del huevo contiene 59 calorías, la clara aporta tan solo 17 calorías, es por eso que la dieta solamente se basa en consumir la clara del huevo y no la yema. Además es una buena fuente de proteínas y no contiene grasa ni colesterol.

La dieta de la clara de huevo tiene como propósito bajar hasta 3 kilos en una semana si se siguen correctamente las indicaciones. Se trata principalmente de consumir la clara de huevo cocida. Para llevarla a cabo se recomienda beber la mayor cantidad de agua posible, y condimentar las comidas solo con sal y un mínimo de aceite de oliva.

Existen dos variantes de la dieta. En una de ellas además del consumo de clara del huevo, se recomienda el consumo de  jugo de limón para desintoxicar el organismo y proveer vitamina C. La otra versión de la dieta permite el consumo de un huevo entero todos los días, comenzando en el desayuno para controlar el hambre desde el comienzo del día.

Por otro lado, para quienes a esta dieta le suman actividad física, deben saber que la clara de huevo contiene albúmina, una proteína generalmente utilizada en forma de suplemento con el objetivo de favorecer el desarrollo de masa muscular. Por lo tanto, al asociar la Dieta de la Clara de huevo a la práctica de actividad física, el dietante estaría bajando de peso  y al mismo tiempo favoreciendo el aumento de masa muscular.

Ventajas

  • La clara de huevo es una excelente fuente de proteínas y aminoácidos esenciales, así como de vitamina A, un nutriente fundamental para la salud de los ojos, el cabello, las uñas y la piel.

DesVentajas

  • La dieta se basa en consumir tan solo clara de huevo. Esta restricción alimentaria va en contra de uno de los principios de alimentación sana: la variedad de nutrientes. 

  • Seguir la dieta por largos períodos representa un gran riesgo de carencia de nutrientes esenciales al organismo.

  • El grupo de frutas y verduras está prohibido en este tipo de dietas, por lo cual también se ve afectado el aporte de fibras.

  • La segunda versión de la dieta que permite el consumo diario de un huevo entero puede favorecer el aumento de los niveles de colesterol, ya que las yemas aportan grandes cantidades de ese tipo de grasas. 

  • El rápido adelgazamiento es otra desventaja de la dieta. La pérdida de peso en tan corto tiempo favorece el "efecto rebote".

  • La dieta no promueve cambios de hábitos alimenticios, favoreciendo así el retorno rápido de peso.

Evaluá tu peso, es gratis