Dieta Cetogénica

Dieta Cetogénica, ¿cómo funciona?

Con la dieta cetogénica se trata de eliminar los hidratos de carbono de la alimentación diaria y aumentar el consumo de proteínas y grasas. Se recomienda incluir carnes de todo tipo, huevos, salchichas, quesos, frutos secos, manteca, aceite, semillas y algunas verduras.

Se encuentran restringidos todo tipo de harinas y derivados, arroz, avena, maíz, vegetales ricos en almidón como papas y batatas, y todo tipo de azúcares.

Es una dieta muy restrictiva en la que se indica no sobrepasar las 700 calorías diarias. Esto no es recomendable ya que puede generar importantes daños para la salud. Además, no aporta la cantidad suficiente de nutrientes necesarios para mantener las funciones vitales de nuestro cuerpo.

Esta dieta es muy utilizada para controlar crisis epilépticas, si bien muchas personas la utilizan para lograr adelgazar rápido es recomendable consultar con un profesional de la salud.

Liberar cetonas para adelgazar rápido

El cuerpo utiliza como principal fuente de energía el azúcar proveniente de los hidratos de carbono. En ausencia de éstos se produce cetogénesis que es la liberación de unas sustancias denominadas cetonas a partir de nuestros depósitos grasos. Una vez que esto ocurre, nuestro cuerpo utiliza las cetonas para generar energía hasta que volvamos a comer carbohidratos nuevamente. De este modo se queman las grasas y la persona comienza a descender de peso.

Ventajas

Este tipo de dieta permite adelgazar rápidamente.

Te brinda mayor saciedad evitando repetir las comidas.

DesVentajas

Es habitual que luego de realizar esta dieta restrictiva se genere un efecto rebote, ganando más peso del que teníamos al inicio.

Este tipo de alimentación es rica en grasas saturadas, motivo por el cual puede producir aumento de colesterol total y colesterol malo (LDL).

En algunas personas puede causar síntomas como cansancio, debilidad, náuseas, vómitos y mal aliento.

Aporta poca cantidad de fibra alimenticia, pudiendo provocar estreñimiento.

No es una dieta equilibrada, pueden existir deficiencias de nutrientes que a largo plazo desencadenan enfermedades. Al ser una dieta muy baja en calorías pone en riesgo la salud.

Hoy en día para bajar de peso se recomienda adoptar hábitos saludables que se puedan incorporar a nuestra vida cotidiana y mantener en el tiempo. Si ponemos en práctica dietas que nos llevan mucho esfuerzo al volver a nuestra alimentación habitual se revertirán todos los objetivos logrados. Además de que estas dietas restrictivas producen muchos efectos secundarios que no son beneficiosos para la salud.

Evaluá tu peso, es gratis