Polvos proteicos, ¿ayudan en las dietas rápidas?

Polvos proteicos, ¿ayudan en las dietas rápidas?

Los polvos proteicos se pueden incorporar como parte de las dietas rápidas para descender de peso, pueden reemplazar una de tus comidas, o ser una alternativa para tus colaciones. Contienen además de proteínas, mínimas cantidades de hidratos y glúcidos, algunas vitaminas y minerales. Algunas dietas rápidas que incluyen los polvos proteicos se suplementan con micronutrientes, como hierro y vitamina C para evitar deficiencias nutricionales.

Ventajas y desventajas de los polvos proteicos como parte de las dietas rápidas

Los polvos proteicos son una buena opción para aquellos que no cuentan con el tiempo para preparar sus comidas. Son fáciles de elaborar puesto que solo hay que mezclar y/o calentar y sus  distintas formas de presentación ayudan a evitar la monotonía de la dieta. Sus  desventajas son el costo elevado, sobre todo si se utilizan para reemplazar todas las comidas y que no contribuyen al cambio de hábitos alimentarios a largo plazo.

En la actualidad encontramos polvos proteicos para la preparación de bebidas, cremas, barritas, postres, tortillas, omelettes y sopas. En general contienen suero de leche, huevo o soja, combinan distintas proteínas esenciales como triptófano y tirosina. El principal beneficio que ofrecen es brindar saciedad, producto de su contenido alto de proteínas y de fibra en el caso de la soja. Esto permite disminuir la ingesta de otros alimentos.

Es importante aclarar que si no se suman otros hábitos alimentarios y de actividad física, los polvos proteicos no colaboran en la reducción de peso por si solos. Es decir que se puede obtener, en una primera etapa, un descenso de peso importante combinando los polvos proteicos con alimentos saludables como frutas y verduras y sumando una dosis diaria de ejercicios.

Para mantener en el tiempo esta dieta rápida luego de esta primera etapa, debemos ir incorporando distintos alimentos y utilizando los polvos proteicos como parte de una alimentación saludable. En caso contrario, si solo se mantienen los polvos proteicos sin variedad de alimentos, además de ir en contra de nuestros usos y costumbres,  puede llevarnos a deficiencias nutricionales y  cetoacidosis.

Los polvos proteicos no son adecuados en adultos mayores, niños, y personas con diabetes,  problemas renales ni hipertensos debido a  que estos grupos poblacionales  no tienen la capacidad de eliminar adecuadamente los desechos de las proteínas.  Recomendamos de cualquier modo realizar este tipo de dietas rápidas siempre bajo supervisión médica y/o nutricional.

Evaluá tu peso, es gratis