Dietas rápidas para disminuir tu colesterol total

Dietas rápidas para disminuir tu colesterol total

Existen centenares de dietas rápidas que dicen ser positivas para disminuir tu colesterol,  pero solo las que tienen  base científica serán beneficiosas. La base científica está dada por estudios realizados primero en animales de laboratorio y luego trasladados a personas obteniendo así los resultados que avalan su empleo.

El colesterol total alto es un factor cardiovascular importante para el desarrollo de complicaciones cardiacas, vasculares y cerebrales. El colesterol llamado malo LDL, es el encargado de depositar la grasa en tus arterias, si el depósito es elevado puede dificultar o impedir el paso de la sangre, provocando la formación de placas de ateroma, responsables de infartos y accidentes cardiovasculares (ACV).

En cambio el colesterol bueno (HDL) barre la grasa de tus arterias, impidiendo su depósito, mejorando su eliminación y por tanto mejorando la circulación de sangre. Recordemos que la sangre contiene oxigeno que necesitas como fuente de energía para tus actividades diarias.

Las dietas rápidas más recomendadas por los institutos de cardiología

Dietas vegetarianas

Las dietas vegetarianas, incluyendo las veganas y las ovolactovegetarianas, son recomendadas por su contenido alto en fibra, grasas insaturadas saludables y bajas en colesterol. Estas dietas resultaron efectivas para disminuir el colesterol malo y aumentar el bueno en relación a las dietas omnívoras que incluyen productos de origen animal.

Dietas bajas en hidratos

Las dietas bajas en hidratos son más beneficiosas para la prevención de enfermedades cardiovasculares y para el descenso de peso que las dietas que incluyen sólo la reducción de grasas.  Las dietas bajas en hidratos logran un aumento significativamente alto del HDL, no obtenido con otras dietas, aún sin restricción en las calorías.

Dietas bajas en grasas

Tanto las dietas rápidas bajas en grasas como las dietas que incluyen grasas saludables como las monoinsaturadas y poliinsaturadas son favorables tanto para disminuir el colesterol total como para aumentar el bueno. Recordemos que las grasas monoinsaturadas se encuentran en el aceite de oliva, aceitunas, palta, frutos secos, aceite de soja y canola. Las poliinsaturadas incluyen los conocidos omega 3 y 6. Las fuentes de omega 3 son la soja y sus productos derivados, el aceite de canola, los frutos secos como nueces, semillas, aceites de chía y lino; y las fuentes de omega 6  son los aceites de soja, girasol y maíz.

Tanto las dietas vegetarianas, dietas rápidas bajas en hidratos y bajas en grasas mostraron un resultado favorable en la reducción del colesterol total y aumento del colesterol bueno HDL, al tiempo que colaboran al descenso de peso y control de otros factores de riesgo cardiovascular, como presión arterial, triglicéridos, glicemias altas. Estas dietas rápidas conjuntamente con la actividad física de intensidad moderada, incluida diariamente, contribuyen notablemente en el descenso de colesterol, otras grasas en sangre como triglicéridos y al descenso de peso.

Evaluá tu peso, es gratis