Dietas fáciles para bajar de peso sin complicaciones

Dietas fáciles para bajar de peso sin complicaciones

Comer saludablemente mientras intentamos adelgazar es fundamental, sin embargo, elegir una dieta incorrecta podría dañar nuestra salud. Las pastillas para la pérdida de peso y las “dietas” basadas en el hambre deben evitarse a toda costa, por ello, existen dietas fáciles para bajar esos kilos demás sin poner en riesgo nuestra salud.

Dietas fáciles y efectivas

Para adelgazar, debemos concentrarnos en comer proteínas magras (como la pechuga de pollo sin piel), carbohidratos, frutas y verduras menos procesadas, productos lácteos bajos en grasa y grasas vegetales saludables, tales como aguacate, nueces, aceite de canola o aceite de oliva.

Asimismo, es necesario limitar ciertos alimentos que no aportan lo que nuestro organismo necesita para bajar peso, entre ellos: los granos procesados, como el arroz blanco o la pasta blanca, las frutas con edulcorantes añadidos, incluyendo salsa de manzana, mermelada y algunas frutas enlatadas y alimentos fritos o ricos en grasas saturadas; todos se deben evitar en la mayor medida posible.

Actualmente existe un gran número de dietas fáciles de aplicar y para todos los gustos, tan sólo debemos encontrar la que nos parezca más factible y menos complicada.

Una de esas dietas fáciles que más se usa es el plan de alimentación DASH, el cual fue desarrollado originalmente para ayudar a tratar o prevenir la presión arterial alta (hipertensión), pero también puede reducir el riesgo de otras enfermedades y ayudar a bajar de peso.

El DASH se caracteriza por el consumo de: proteína magra como el pescado y las aves de corral, alimentos vegetales como verduras, frutas, nueces y semillas, productos lácteos sin grasa o bajos en ella y las grasas saludables como los aceites vegetales.

También podemos incluir en nuestra alimentación la dieta mediterránea, que se basa principalmente en su contenido de ácido oleico, un ácido graso que se produce naturalmente en las grasas y aceites de origen animal y vegetal.

Los alimentos que se consumen dentro de la dieta mediterránea son variados, entre ellos se encuentran: las proteínas como aves de corral, el salmón y otros pescados grasos, las frutas, verduras como alcachofas y pepinos, y las grasas saludables tales como aceite de oliva y los frutos secos.

Son muchas las opciones que podemos elegir dentro de las dietas fáciles para bajar de peso, por lo que sin duda, debemos incluir todos estos alimentos a nuestra rutina y así mantener un cuerpo forma y llevar una vida saludable.

 

Evaluá tu peso, es gratis