Dietas para bajar de peso y llevar una vida saludable

Dietas para bajar de peso y llevar una vida saludable

La elección de una dieta equilibrada o un plan de alimentación saludable es fundamental para mantener un estado físico adecuado y a su vez prevenir todo tipo de enfermedades. Por ello, antes de establecer una rutina de alimentación, debemos determinar qué alimentos nos convienen.

Entre las dietas para bajar de peso más eficientes se debe incluir una variedad de alimentos que tal vez no hemos considerado. Si la alimentación saludable te hace pensar en los alimentos que no podés consumir, tratá de enfocarte en todos los alimentos nuevos que podés comer.

Alimentos que se pueden incluir en las dietas para bajar de peso

Los alimentos que podemos consumir e incluir en todas las dietas para bajar de peso son principalmente frutas, verduras, granos enteros y productos lácteos sin grasa o bajos en ella, además de carnes magras, aves, pescado, huevos y nueces.
Cuando hablemos de frutas frescas, congeladas o enlatadas, no pensés sólo en manzanas o bananas, por el contrario son muchas las opciones para incluir en las dietas para bajar de peso. Asegurate de probar algunas frutas "exóticas”, ¿qué tal un mango o una jugosa piña? Asimismo, cuando tus frutas frescas favoritas no estén en temporada, podés recurrir a las opciones congeladas, enlatadas o secas.

Por su parte, en cuanto a las verduras, nos damos cuenta que nos encantan a la parrilla o quizás al vapor con una hierba como el romero. Sin embargo, como una opción diferente podemos saltear las verduras en una sartén antiadherente con una pequeña cantidad de aerosol para cocinar e incluso, preparar verduras congeladas o enlatadas para servir rápidamente.

En cuanto a los alimentos ricos en calcio, pensamos automáticamente en un vaso de leche bajo en grasa o en algún producto lácteo, sin embargo, para salir de la monotonía, nuestra elección puede ser un rico yogur light bajo en grasa y sin azúcares, los cuales vienen en una amplia variedad de sabores llegando a ser el sustituto perfecto a la hora del postre.

Para los “platos fuertes” podemos optar por pescado a la parrilla, pollo a la plancha y acompañarlos con una rica ensalada de verduras. En este sentido, una buena alimentación no tiene por qué implicar consumir alimentos que no sean de nuestro agrado.

Sin duda, comer sano es simplemente mantener el equilibrio. Podemos disfrutar de nuestros alimentos favoritos, incluso si son altos en calorías, grasa o azúcares. La clave es consumirlos en menor cantidad, no tan periódicamente, y equilibrarlos con alimentos más saludables y actividad física.

Evaluá tu peso, es gratis